• Rodolfo Mendoza

NOS ACERCAMOS A UNA MESETA DE CASOS

Continúa el acelerado descenso de casos a nivel nacional que inició la última semana de agosto, llevando el promedio diario de 3,700 contagios reportados a menos de 1,000. Esta baja en la curva ha sido acompañada de un alto número de pruebas, el índice de positividad más bajo que se ha registrado durante la pandemia, un continuo descenso en el reporte de fallecimientos y de la tasa de fatalidad, la que se ubica, por primera vez en el año, por debajo del promedio mundial.


Todo esto ha resultado en una baja ocupación hospitalaria, desvaneciendo la presión para implementar restricciones. Se espera que las fiestas de fin de año se celebren en relativa tranquilidad, sin restricciones ni limitaciones gubernamentales.


LAS PROYECCIONES PARA GUATEMALA


La Universidad de Washington ajustó sus proyecciones y preve que en noviembre entraremos en una meseta de casos, lo que significa que se detendrá el descenso, y que le seguirá un leve crecimiento de contagios en diciembre y enero. Esto significa, si se cumple, que durante noviembre se mantendrá un promedio entre 600 o 1,000 casos diarios, un poco menos de lo que se está registrando ahora, y que en diciembre suban levemente los contagios (alrededor de 1,000 a 1,500 diarios), como consecuencia de la mayor actividad comercial y social. Como he mencionado, ese aumento no debería generar presión para que se cambien los aforos o se limiten los horarios, pues no se proyecta que las hospitalizaciones se disparen.


La región metropolitana ya ha comenzado a manifestar esa meseta que se proyecta a nivel nacional, lo que podría confirmar que nos dirigimos en esa dirección, y que pronto se observará esa tendencia en todo el país.


LO PREOCUPANTE


El avance de la vacunación se ha vuelto un tema preocupante, por la desaceleración que ha sufrido en las últimas semanas. De 540,000 dosis semanales que se aplicaban a inicios de septiembre, esta semana se registraron 240,000. Según el inventario de vacunas que llevamos, hay suficientes dosis en el país para continuar con un buen ritmo de vacunación, y el gobierno ha anunciado que pronto entrarán muchas más. Lo que parece que está sucediendo es que ya no se distribuyen muchas vacunas en la región metropolitana, y la vacunación en áreas rurales va muy lenta, resultando en el descenso a nivel nacional.


Aunque nos encontramos en una muy buena semana en cuestión de los indicadores, no debemos olvidar que vamos retrasadísimos en la vacunación, y es necesario avanzar a nivel nacional para evitar las consecuencias de nuevos brotes.



9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo