• Rodolfo Mendoza

LAS NUEVAS Y LAS FUTURAS MEDIDAS PARA DETENER EL COVID

La ministra de salud nos ha dado las nuevas medidas para detener la ola de contagios que son, en la práctica, el reforzamiento de las que ya teníamos. Debo decir que el equipo del gobierno debe hacer un mejor trabajo para que éstas cadenas nacionales tengan una buena producción, porque la comunicación monótona no es efectiva.

Hace unos días escribí cuáles eran mis proyecciones de las medidas que dictaría el gobierno, y dije que: "Creo que las medidas que podrían tomarse para detener los contagios serán graduales, buscando aplanar la curva utilizando las menos restricciones posibles." Eso es exactamente lo que está sucediendo.

En esa publicación detallé los cuatro pasos graduales que esperaba que serían tomadas las medidas, que en resumen son:

1.- Fortalecimiento del semáforo, a través de la supervisión de comercios formales 2.- Restricciones de horario a las actividades de ocio, como restaurantes, bares, centros de entretenimiento, y aplicar la ley seca 3.- limitar la movilidad a través de toque de queda, "pico y placa" o prohibir la movilidad interdepartamental. 4.- Cierre parcial de la actividad comercial no esencial

El anuncio de hoy significa que la ministra tomó el paso 1 y lo pondrá en práctica. Se mantienen las restricciones establecidas por el semáforo y se reforzarán los aforos y el cumplimiento de protocolos en los comercios formales, especialmente en centros comerciales, restaurantes y en reuniones, y añadió la limitación de horario para los mercados.

No sabemos si esto funcionará para bajar los casos, pero espero que sea una llamada de alarma a la población para retomar el cuidado personal, el distanciamiento y el uso de la mascarilla. De no bajar los casos, la siguiente media que aplicarán será limitar la movilidad a través de un toque de queda o "pico y placa".

ANOTACIONES SOBRE LOS CIERRES

Estas son algunas observaciones adicionales sobre los cierres de la economía que quiero compartir contigo:

1.- No creo que cerrar un país sea la mejor forma de mitigar la ola de contagios, sino la reacción desesperada de los gobiernos que no han sabido implementar una mejor estrategia. Hay países con cierres totales pero en los que la población no ha respetado el distanciamiento social, como Panamá, Perú, Chile, Reino Unido, España o Italia, y sus resultados de contagios son malos, y hay países sin tantas medidas en los que la población respeta el distanciamiento, como Indonesia, Malasia, Taiwan, Vietnam o Cambodia, y que han tenido muy buenos resultados. Guatemala debería imitar más más a éstos últimos que a los primeros.

2.- Los gobiernos no cierran sus economías porque los casos suben sino porque los hospitales colapsan, por lo que el indicador más importante para saber si viene un cierre es la disponibilidad hospitalaria. Éste indicador no es público en Guatemala, por lo que dependemos de lo que nos dicen en entrevistas o conferencias. Lo mejor que puedo interpretar es que los hospitales del departamento de Guatemala están llenos, en especial las camas de intensivo, pero que a nivel nacional tenemos aún una alta disponibilidad.

3.- Mi temor ha sido que con el cierre de CoPreCOVID las disposiciones gubernamentales pasaron de las manos de los técnicos a los políticos, lo que podría resultar en medidas tomadas por presión y coyunturas, en vez de con inteligencia epidemiológica. Espero que no regresemos a las ocurrencias hepáticas que veíamos en cadena nacional hace meses, pues sólo genera incertidumbres, sino que se mantenga la cordura y la objetividad, pero sobretodo, la apertura de escuchar más opciones.

Pienso que el presidente no quiere cerrar de nuevo el país y buscará evitarlo a toda costa, pero las presiones que provengan de los médicos y hospitales colapsados hará que vaya cediendo gradualmente. La clave, al final, está en cómo utilicemos nuestra libertad con responsabilidad, para continuar cuidándonos nosotros mismos.



0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo