• Rodolfo Mendoza

LAS NUEVAS MEDIDAS PARA CONTENER LOS CONTAGIOS

Hoy nos sorprendieron con una publicación que contiene nuevas medidas dictadas por el Ministerio de Salud, en las que se establece un horario límite a los restaurantes, centros comerciales, supermercados y lugares de entretenimiento en busca de contener la ola de contagios. Estos son algunos pensamientos que quiero compartir contigo:

1) AHORA TOCÓ EL PASO 2

Como he comentado anteriormente, el gobierno irá gradualmente emitiendo medidas en busca de frenar los contagios. Hace dos semanas indiqué 4 pasos o tipos de medidas que se podrían tomar, las cuales vuelvo a resumir a continuación:

1.- Fortalecimiento del semáforo, a través de la supervisión de comercios formales 2.- Restricciones de horario a las actividades de ocio, como restaurantes, bares, centros de entretenimiento, y aplicar la ley seca 3.- limitar la movilidad a través de toque de queda, "pico y placa" o prohibir la movilidad interdepartamental. 4.- Cierre parcial de la actividad comercial no esencial

La semana pasada vimos la aplicación del paso 1, y las medidas de hoy van más en línea con el paso 2, con algunas variantes. Si el ministerio sigue cumpliendo estos pasos, lo próximo que podríamos esperar es alguna restricción a la movilidad.

2) OTRA VEZ LOS MISMOS

Está claro que los centros comerciales y los restaurantes no son los causantes del incremento de casos. En la Guatemala de Doña Chonita éstos fueron de los pocos establecimientos cerrados durante la primera ola, y cuándo abrieron el 1 de agosto, los casos no se elevaron, sino que se redujeron constantemente por cinco meses. Aún así, vuelven a sufrir la carga de las restricciones que permiten que cualquier otra actividad comercial, social, cultural o religiosa continue, mientras que ellos pagan el precio por el rebrote.

3) CALIFICANDO LAS MEDIDAS

Este nuevo Acuerdo Ministerial es una reacción a la presión, tanto interna como política. La presión interna proviene de los hospitales de la región central que están llenos, y la ministra necesita dar respuesta con acciones concretas. Y la presión política proviene de los mercados, que alegaron que sólo ellos debían cerrar temprano, y que favorecían a los ricos, perjudicando a los pobres. Eso podría explicar porqué incluyeron a los supermercados en los nuevos horarios, como respuesta política de igualdad.

La legalidad de estas medidas son otros veinte pesos, como dirían. Un Acuerdo Ministerial no debería limitar los derechos de libre comercio contenidos en la Constitución, eso solo se puede hacer a través de un Estado de Calamidad, que debe ser aprobado por el Congreso. Mi expectativa es que las medidas sufran aún algunos ajustes y cambios en los próximos días, y que de no hacerlo, se interpongan recursos de inconstitucionalidad para anularlas por completo.

4) ¿Y CÓMO VAN LOS CONTAGIOS?

La ola de contagios parece que ha descendido su ritmo acelerado de las primeras dos semanas de enero y podría dirigirse en breve hacia una meseta. Esto es lo que nos indica el "número básico de reproducción" de los últimos días, conocido entre los epidemiólogos como el "R0" o el "R subcero". Cuando éste es menor que 1 significa que un brote está por ser controlado, y actualmente el país está en 1.006 (el más alto en este rebrote ha sido 1.357 en la primera semana de enero)**.

También es lo que nos indican las proyecciones de la Universidad de Washington que se actualizan constantemente, las que preven que en febrero se llegará al pico y que se mantendrá en una meseta hasta iniciar a descender en marzo. Si esto se cumple o no depende de la conducta ciudadana, pero la tendencia aparenta decir que el rebrote podría ceder en breve.

5) NOBLES, PERO DÉBILES

Guatemala ha sido muy noble ante la amenaza de la pandemia. No hemos tenido la explosividad de casos de Costa Rica ni de Panamá, o de Colombia, Perú, Chile o Argentina. No hemos tenido cierres como los de Bukele ni hemos visto los muertos de México o el desastre de Estados Unidos. En nuestro país el ritmo de contagio siempre ha sido moderado en comparación al resto de la región, y ésta vez no es la excepción. Nuestra debilidad es la disponibilidad hospitalaria. Somos el país de la región con la menor cantidad de camas de hospital por cada mil habitantes, y de los diez más bajos del mundo. Somos como un restaurante que tiene 300 mesas en el interior, pero solo 3 estacionamientos. Colapsamos muy rápido porque no hay más espacio en los hospitales, no porque el contagio haya sido explosivo. Pagamos caro el olvido de años al sistema de salud público.

Primero Dios éstas proyecciones se cumplan para las próximas semanas y estemos llegando al pico de la segunda ola, y podamos concentrarnos en la vacunación. Los médicos y el personal de salud lo necesitan.

---------- ** El R0 es calculado diariamente por el Magister Nery Mejía, catedrático de matemáticas de la USAC y la UMG y subcampeón nacional de ajedrez.


0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo