• Rodolfo Mendoza

LA CAPITAL POR PASAR A COLOR NARANJA

¿Estás listo para esto? a pesar que los casos han comenzado a subir, el día de hoy es la primera vez que la capital se encuentra en el color anaranjado del semáforo. Si esta tendencia se mantiene los siguientes días, este sábado será declarado oficialmente el color anaranjado para el Municpio de Guatemala.

Permíteme explicarte. El punteo del sistema de alertas depende más de la cantidad de pruebas que de los casos. Por tal razón, mientras los casos descendían por diez semanas, la capital se mantenía en rojo, porque cada vez se hacían menos pruebas. Menos contagios, menos personas buscando pruebas. Ahora que los contagios comienzan a subir, más gente se acerca a un laboratorio o un hospital en busca de diagnósticos, y eso hizo que el punteo asignado a las pruebas mejorara, resultando en el cambio de color a anaranjado. Puedes ver la imagen de arriba que contiene las tres gráficas que inciden en el punteo.

El cambio a color anaranjado significa que las actividades sociales, culturales, deportivas y religiosas podrán ampliar el aforo permitido. De una persona por cada diez metros cuadrados en color rojo, ahora podrán acomodar una cada seis. Esto significa que las siguientes sectores podrán casi duplicar su aforo en anaranjado: restaurantes, food courts en centros comerciales, eventos en hoteles, parques nacionales, sitios arqueológicos, parques públicos, bares, fiestas, eventos sociales, conciertos, centros de diversión, conciertos, gimnasios, piscinas, centros de entrenamiento, gimnasios, cines, teatros e iglesias.

Muchos cuestionarán por qué el cambio a color anaranjado de la capital, el levantamiento del Toque de Queda y la apertura de más actividades sucede cuando los casos han comenzado a subir. Sin duda esto resultará en una aceleración de la cantidad de contagios en la segunda ola. Hasta donde nos pueda llevar es aún desconocido, pero lo que si parece seguro es que el gobierno no dará marcha atrás en la apertura.

Lo que esperaría es que en unas tres semanas el aumento de contagios sea evidente a todos, y la reacción de la población sea igual a lo que se ha visto en otros países. En aquellos en los que no se ha impuesto un confinamiento obligatorio al llegar la segunda ola, los mismos ciudadanos retoman medidas más estrictas de cuidado e higiene, ejerciendo más responsabilidad. En varios lugares se han doblegado la curva de casos como resultado de estos confinamientos voluntarios.

Es nuestra responsabilidad cuidarnos y reactivar la economía al mismo tiempo. Ninguna de éstas dos puede hacer el gobierno por nosotros. Es el resultado de la acción libre y responsable de los ciudadanos.



0 vistas0 comentarios