• Rodolfo Mendoza

BIDEN GANA LAS ELECCIONES, TRUMP DICE QUE ESTO NO SE HA ACABADO

(Actualización Viernes 11:00 AM)

Lo inevitable se dió. Biden rebasó a Trump en el conteo de votos en Pensilvania, en una tendencia de resultados sin precedentes que lo llevará a colocar una distancia significativa entre ambos en este estado.



Esto le otorgará a los demócratas 20 votos electorales más, lo cual es suficiente para declarar a Biden como ganador de las elecciones. Los medios de comunicación comenzarán a declararlo en cualquier momento en la medida que la distancia sea más holgada.

Biden también rebasó a Trump en Georgia, lo que no se esperaba. Éste ha sido un estado tradicionalmente republicano, y esto significaría una gran victoria para los demócratas. La diferencia entre ambos es aún muy pequeña y podría revertirse, ya sea por el conteo de los últimos votos que se reportarán esta tarde o en el reconteo que se hará. Pero Biden ya no necesita este estado, o ningún otro, con Pensilvania es suficiente para ser declarado ganador.

El equipo de Trump sacó un comunicado afirmando que la carrera aún no se había terminado, pues la proyección de que Biden era el ganador se basaba en los resultados de cuatro estados que están lejos de ser los finales. Estos son los argumentos en cada estado:

- Georgia tendrá un recuento de votos, pues creen que hay boletas que se contaron inapropiadamente. - En Pensilvania señalan irregularidades, sobretodo que no los hayan dejado presenciar el conteo de votos, como un juez ordenó - En Nevada votaron miles de personas que no lo debieron haber hecho - Arizona creen que alcanzarán a Biden y lo ganarán

Trump necesita revertir la decisión en tres de esos cuatro estados para quedar electo, y está dispuesto a dar batalla hasta el final. Yo anticipaba que las elecciones de Pensilvania llegaran a las cortes, pero no es lo mismo hacer señalamientos en un estado que en cuatro.

Que un perdedor declare que una elección es fraudulenta es tan normal como cuando los fanáticos de fútbol le echan la culpa al árbitro por la derrota de su equipo. ¿Se recuerdan de Baldizón diciendo que había fraude porque no pasó a segunda vuelta? ¿O de los mismos demócratas acusando a Trump que su victoria hace cuatro años se debió a un fraude fraguado con Rusia? Los señalamientos se deben probar, y aunque si existen anomalías y errores de procedimiento en esta elección, éstos deben ser los suficientemente grandes para alterar el curso de la elección. Esa será la cuestión a probar por parte del equipo de Trump.

Muchos miembros del partido republicano no han apoyado los señalamientos de que hubo fraude, y cada vez más se está quedando más solo en su batalla. Los republicanos obtuvieron victorias más allá de lo proyectado en las elecciones al Congreso y están en línea para poder retener la mayoría en el Senado, por lo que están comenzando a pensar en un partido posterior a Trump.


1 vista0 comentarios