• Rodolfo Mendoza

LOS CAMBIOS QUE NECESITA EL SEMÁFORO

El sistema de alertas necesita cambios de fondo y pronto. El concepto de una apertura gradual de la economía es de aplicación mundial, pero la idea del semáforo por región se aplicó primero en México y Honduras aportó la regionalización a nivel municipal.



En la mayoría de países las "fases" de desescalada se condicionaron a un plazo de tiempo, como en España que se activaron cada quince días, en El Salvador cada tres semanas o en Perú cada mes. En otros países se sujetó a la tendencia de la curva, como en México y en otros, como Nueva York, a la disponibilidad de camas hospitalarias y positivos de pruebas. Pero no he encontrado otro país en el que para pasar de una fase a otra, o de un color del semáforo al siguiente, se sujete a los casos nuevos por 100 mil habitantes de los últimos quince días.

LOS PROBLEMAS DE NUESTRO SISTEMA

Para comenzar, no lo han comunicado con claridad, pues han cambiado de usar casos activos a casos nuevos, de departamental a municipal y de 21 a 15 días de período de medición. En mi opinión, no está bien definido, pues las métricas no tienen sustento técnico. Por ejemplo, no guarda relación con la disponibilidad hospitalaria, uno de los principales indicadores de la pandemia, y dan igual trato a las ciudades que a las comunidades pequeñas, a pesar de la gran diferencia en densidad poblacional.

En todos los países hay muchos más contagios en las ciudades que en las áreas rurales, al menos unas dos o tres veces más, ya que en ellas se ubican la mayor actividad económica y las principales vías de comunicación. En las ciudades también hay más facilidades, como mayores camas de hospital, mejor equipo médicos y mas disponibilidad de pruebas, además de mejor información. Hay más comercios formales en la capital y mayor apego a las medidas presidenciales. Por estas razones, tratar de la misma manera a la capital que al resto de municipios no parece apropiado.

¿CÓMO LO HICIERON EN OTROS PAÍSES?

En las ilustraciones dejo otra razón para evaluar un cambio al sistema: cuando los países europeos procedieron a la apertura de sus economías, ninguno lo hizo siguiendo los indicadores tan rígidos que se se nos han impuesto. Alemania, España, Francia y Bélgica, que están plenamente activos hace varias semanas y que no han sufrido un rebote, no han llegado al color verde del semáforo Chapin. Italia hubiera llegado hace solo un par de días y Dinamarca hace doce. Lo que trato de explicarte es que no hace sentido haber puesto sólo 5 contagios cada 100 mil habitantes para llegar a color verde, pues no se hubiera cumplido en otros países, como tampoco lo hacen los demás indicadores.

Por eso calculé cuántos casos por cada cien mil habitantes tuvieron los países que ya activaron su economía al dar el paso de una fase a otra de su propia estrategia de reapertura. Para equipararlo a nuestro semáforo, el cálculo está hecho sobre casos nuevos los últimos 15 días previos al inicio de cada fase.

Así, por ejemplo, España tuvo 96 casos nuevos cada cien mil habitantes en las dos semanas previas a iniciar la Fase 1, el equivalente a nuestro semáforo naranja, 41 casos antes de la Fase 2, nuestro semáforo amarillo, y 25 casos antes de iniciar la Fase 3, que sería nuestro color verde. Muy por arriba de nuestros indicadores de 25 para anaranjado, 15 para amarillo y 5 para verde. Y recuerda, estos son datos a nivel nacional, si calculáramos Madrid o Barcelona, serían dos o tres veces mayores.

Notarás que el promedio para pasar a Fase 1 de los países observados fue de 69 casos por cien mil habitantes en los quince días previos. Guatemala tiene hoy 78. Si observamos otros países de Latinoamerica, como Perú, verás que los números son mayores a los nuestros. Por eso es importante parar, analizar con sensatez, y hacer un ajuste al sistema propuesto.

ALGUNAS IDEAS PARA HACER LOS CAMBIOS

Aquí van las mías, si tienes otras mejores son bienvenidas, y así enriquecemos este tema.

1. Mantener un sistema objetivo y gradual para proceder a la desescalada, conservando la medición por casos nuevos los últimos 15 días (hacerlo por casos activos es complicar la métrica).

2. Utilizar los indicadores propuestos en el semáforo únicamente la primera vez, para categorizar los Departamentos por color, pero no utilizarlos para la apertura. De esa forma los que ya están en verde procederían a la apertura plena el 27 de julio, los que están en amarillo a la apertura bajo medidas de seguridad y los que están en anaranjado a la apertura parcial de centros comerciales y actividades económicas que no están activas.

3. Hacer la apertura principalmente por Departamento, pero con la flexibilidad de usarlo por municipio en casos excepcionales como Puerto Barrios en Izabal, o los municipios fronterizos con México en San Marcos.

4. No utilizar como condicionante los casos por población para avanzar de una fase a otra, o de un color a otro, sino utilizar un plazo de 15 días. Los Departamentos que están en rojo deberían mostrar primero quince días con una tendencia a la baja para pasar a naranja, y de allí en adelante se activarían las fases automáticamente cada quince días. El proceso se detendría únicamente en caso de repunte.

5. Y lo más importante: Implementar el seguimiento de posibles contagios para cortar la transmisión del virus antes que contagien a otros. Esto se llama "trazabilidad de contactos", y funciona con un equipo de rastreadores que buscan a los que tuvieron contacto con alguien que dio positivo, para regalarles un kit de medicinas, hacerle la prueba y dejarlos en cuarentena en su casa. De esa forma son los posibles contagiados los únicos en confinamiento, no los sanos, y se les da atención primaria, en vez de esperar que lleguen a un hospital cuando ya están graves. Esto ha logrado detener los contagios en varios países, y es la forma de abrir la economía de forma segura.










0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

SE LE CIERRAN LAS PUERTAS A TRUMP

Un breve repaso: Joe Biden ganó el conteo de votos y fue proyectado como ganador por los medios de comunicación, como suele suceder en cada elección. Pero estos resultados no son oficiales aún, sino h

  • Icono social LinkedIn