• Rodolfo Mendoza

LAS MEDIDAS QUE PODRÍA TOMAR EL PRESIDENTE

Los casos han continuado su ascenso en los últimos días, superando los contagios reportados en cualquier otro momento de la pandemia, por lo que el Presidente Giammattei ha dicho que anunciará nuevas medidas para detener el rebrote.


Es menester recordar que, a pesar de romper nuestro récord de nuevos contagios diarios, Guatemala continua siendo uno de los países con menor cantidad de casos diarios por cada millón de habitantes de todo el continente (sólo Dominicana y El Salvador tienen menos). Revisar el contexto nos ayuda a tener mejor perspectiva de la situación y así evitar una “sobre reacción”.


Sobre las medidas que podrían decretarse aún se sabe poco, pero no creo que sean similares a las de enero o marzo, cuando se limitó el horario de supermercados, centros comerciales, restaurantes y mercados. Ante el récord de casos y la aparición de la nueva cepa, se podría esperar que el gobierno recurra a mayores restricciones.


Veo muy difícil que se decrete un nuevo Estado de Calamidad, porque necesitaría el respaldo del Congreso, y es una batalla política que el presidente quizás no quiera librar por ahora. Sin Estado de Calamidad no puede haber prohibiciones al comercio o la actividad productiva. Lo que si podría hacer es decretar un Estado de Prevención por 15 días, para el cual no necesita pedirle permiso al Legislativo, sino únicamente la firma de todos sus ministros. Esto le daría la facultad de limitar la circulación en ciertos horarios y zonas, con lo que se podría restringir la movilidad a partir de las 9:00 PM, por ejemplo, o el tránsito hacia o desde ciertos departamentos. También podría esperarse la restricción de vuelos desde o hacia ciertos países.


Espero que nos informen en Cadena Nacional el viernes por la noche, y que junto con las nuevas medidas se anuncie el inicio de la fase 2 de vacunación, a través del registro de personas en línea y a través de distintos puntos físicos. El gobierno confía que para la próxima semana tendrá más claridad de cuándo vienen las vacunas rusas y cuantas arribarán, y que en dos meses podría concluir la fase 2, al menos en las zonas urbanas con mayor contagio, lo que incluye vacunar a los mayores de 70 años y luego a los mayores de 50.


En nuestro país, el 77% de las fatalidades ocurren en los mayores de 50 años. Es decir, en las perspectivas gubernamentales, para finales de julio se podría esperar que el grupo de mayor riesgo esté inmunizado, lo que reduciría drásticamente el impacto del contagio y permitiría concentrarnos en buena medida en recuperar la vida económica y social que conocimos antes.




0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo