• Rodolfo Mendoza

GUATEMALA CON EL ÍNDICE DE FATALIDAD MÁS BAJO DE LA PANDEMIA

El acelerado crecimiento de casos que se está viendo en Departamento de Guatemala coincide con lo que se observó en Sudáfrica, Europa y Estados Unidos. Actualmente se está mostrado el alza de contagios más rápido que se haya registrado, bajo porcentaje de hospitalización en relación al número de contagios y la tasa de fatalidad más baja de toda la pandemia.


Las proyecciones para el país indican que tendremos en las próximas semanas la ola más grande de contagios que hayamos experimentado, con un pico alrededor de mediados de febrero, y así de rápido desaparecerá también. La cantidad de casos puede llegar a ser tan alto que sea muy difícil contabilizarlos apropiadamente, y muchas personas se contagiarán sin ni siquiera darse cuenta. Pero todo esto se dará con un bajo número de fallecimientos. La razón, al parecer, es que Ómicron penetra las vías respiratorias superiores pero no causa daños en los pulmones, según un estudio publicado por el NY Times.


Aunque el porcentaje de personas positivas que necesitan hospitalización disminuirá considerablemente, serán tantos los contagiados que inevitablemente los hospitales volverán a llenarse en algún momento, en su mayoría, con casos leves o moderados. Por ahora se reporta muy baja ocupación hospitalaria, pero no hay sistema de salud en el mundo que soporte este acelerado crecimientos de contagios.


Aquí es donde la situación del Covid será polarizante: por un lado, las personas individuales, al ver que el riesgo por contagiarse es muy bajo, se relajarán y continuarán en una buena parte con una vida normal, gradualmente acercándose a la normalidad prepandémica. Por otro lado, las autoridades de salud, al ver que los hospitales se llenan, sonarán la alarma y no dejarán de pensar en restricciones, las cuales no harán sentido para el ciudadano común, que no conoce la situación que viven día a día los profesionales de salud batallando contra Covid.


Algunos han especulado que es mejor contagiarse de una vez con Ómicron y no esperar a otra variante, con la esperanza de generar anticuerpos contra Covid. No soy médico, así que no me corresponde hablar sobre esto, pero lo que veo en las estadísticas es que la vacunación continúa siendo muy efectiva para proteger de hospitalizaciones y fallecimientos, aunque aún puedas contagiarte levemente de Ómicron.


Por ahora la tasa de fatalidad del país está en el punto más bajo, llegando incluso a compararse favorablemente con la fatalidad de la influenza, pero debemos eseprar que ingresen reportes retrasados de fallecidos. Lo más seguro es que la mayoría de quienes lean esta publicación hayan escuchado de personas contagiadas por Omicron, pero sin ser contagios graves. Por supuesto que hay lamentables excepciones, pero hasta ahora Omicron no está golpeando como lo hizo Delta, pero si la está desplanzando como la variante dominante. Y eso, paradójicamente, pudiera resultar siendo algo positivo.




5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo