• Rodolfo Mendoza

EL RITMO DE PROPAGACIÓN DEL CONTAGIO SE HA CONTROLADO

- El 16 de abril, el día que se decretaron las últimas medidas de restricción de aforos y horarios, publiqué esto: "los casos en Guatemala van a descender a inicios de mayo, aún sin éstas medidas".


- El 23 de abril publiqué: "La tendencia de aumento acelerado de casos de las últimas semanas parece haberse detenido en estos días".


- El 29 de abril: "Los casos a nivel nacional comienzan a bajar, como lo anticipamos hace unos días, y hoy podemos confirmar, cómo mínimo, que la tendencia de alza se detuvo y que podríamos haber dejado atrás el pico de la tercera ola"


- La Ministra de Salud hoy, en conferencia de prensa: "Hay una tendencia a la estabilidad de casos positivos".


LA SITUACIÓN ACTUAL


Los casos a nivel nacional han comenzando a descender. En casi todas las regiones el contagio parece controlado, con la excepción de un par de departamentos. El índice de reproducción básico efectivo (R0), que mide el ritmo con que está sucediendo la propagación del contagio, se encuentra por debajo de 1 (actualmente en 0.91), lo que significa que el rebrote ha llegado a estar controlado. Por encima de 1 es que el contagio se está propagando y por debajo de 1 es que se está controlado. Esto significa que los casos continuarán descendiendo, y en breve podríamos comenzar a escuchar que se reportan menos de mil casos nuevos al día.


SI, PERO....


Los hospitales continúan llenos, en especial las camas de intensivo, y pasarán varias semanas para que la ocupación descienda. Esto provoca que a lo interno del ministerio de salud, y del gobierno, aún continúe la presión de la tercera ola. La realidad que ellos viven debe entenderse en esa tensión diaria de hospitales llenos que luchan por salvar vidas y no en la frialdad de las gráficas, aunque a nosotros nos sean útiles para confirmar el cambio de tendencia.


¿QUÉ PODEMOS ESPERAR?


Los casos no bajarán por completo, sino continuarán relativamente altos por unas semanas más en comparación a los meses anteriores. Y a pesar que la tendencia ha cambiado, el país se mantiene en una continua situación de vulnerabilidad por la llegada de nuevas cepas, la poca disponibilidad de camas de intensivo y la lentitud de la vacunación.



0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo