• Rodolfo Mendoza

¿CERRARÁ EL PRESIDENTE EL PAÍS?

Ayer nos asustaron con el reporte de 1,809 casos de Covid en el país, y muchos especularon que el presidente nos encerraría. Ese número hubiera representado la mayor cantidad de casos para un día en toda la pandemia, por lo que provocó un gran susto.

Es necesario aclarar varias cosas para entender cuál es la situación actual, y para luego proyectar que es lo que vendrá. Comenzaré por aclarar la confusión sobre la cifra de casos.

CUÁNTOS CASOS TENEMOS EN EL PAÍS

Cada día se ingresan a la base de datos los informes que envían los laboratorios, pero no todos reportan de inmediato. Algunos tardan varios días en enviar la información, por lo que al ingresar los datos, se ingresan reportes de días atrás. Por lo tanto, los casos que se reportaron ayer no pertenecen todos al día anterior. De los 1809 contagios reportados, sólo 1028 fueron del lunes, los otros 781 fueron de días atrás, muchos de éstos atrasados por las fiestas de fin de año y otros de inicios de diciembre.

¿Qué significa esto? Que sí tenemos un aumento de casos, pero no al nivel alarmante que parecía. Si estamos viendo un alza de contagios provocado por las aglomeraciones de fin de año, y que es notorio en el departamento de Guatemala, como muestro en la gráfica. De hecho sólo en éste y en el departamento de Quetzaltenango se evidencia por ahora un rebrote significativo.

EL TAMAÑO DE ESTA NUEVA OLA

Creo que hay tres posibles escenarios de lo que puede suceder en las próximas semanas:

1.- El "hipo": esta crecida de casos es ocasional y refleja los contagios que se dieron en el fin de año, pero la tendencia regresará a lo que teníamos, al normalizarse la situación.

2.- La "nueva tendencia": en vez de reportar 600 casos diarios ahora se reportarán 1,000 de forma constante. Esto asume que no crecerán más los casos y que entraremos en una nueva meseta.

3.- El inicio de la "segunda ola": Este ascenso de casos es sólo el inicio, y continuarán creciendo hasta una pico más alto que el primero.

Nadie puede asegurar en cuál escenario nos encontramos, pero si tuviera que especular, me inclinaría a pensar que estamos en el tercer escenario, el inicio de la segunda ola. Estas son mis razones:

- El departamento de Guatemala ya traía una tendencia gradual de crecimiento desde octubre y se acentúo más ahora. - La primera ola inició por el departamento central y luego Xela, y se esperaba que así se repetiría en la segunda ola. - Un aumento así de repentino de casos no disminuye inmediatamente, por lo general atrae más casos (ej. el Día de la Madre). - Todos los países del mundo han experimentado una segunda ola, con la excepción de unas pequeñas islas o ciudades estado. - El resto de la región latinoamericana está también en proceso de sufrir la segunda ola.

Hay argumentos para pensar que podrían darse los dos primeros escenarios, pero por lo que he observado del comportamiento de los contagios en otros países, diría que lo más probable es que veamos esa temida segunda ola en el país en las próximas semanas.

¿CERRARÁN EL PAÍS?

La pregunta que más he recibido en los últimos días es si creo que el presidente cerrará el país, y mi respuesta corta es que no, aún no creo que lo hará en el corto plazo. Pero no te quedes ahí por favor, permíteme ampliar mi respuesta.

Creo que las medidas que podrían tomarse para detener los contagios serán graduales, buscando aplanar la curva utilizando las menos restricciones posibles. Por lo que creo que pueden tomarse en un orden algo parecido a este:

1.- Reforzar el semáforo como primera línea de defensa, a través de supervisiones a comercios formales para cumplimiento de aforos, como se hizo en diciembre con los centros comerciales.

2.- Restringir las actividades de ocio, a través de una "ley seca" o la limitación de horarios en restaurantes, bares, centros de entretenimiento, cines, etc. Esta ha sido la primera medida en otros países, buscando restringir actividades sociales sin afectar la mayor parte de las actividades productivas.

3.- Limitar la movilidad, a través de un toque de queda nocturno a nivel municipal, restringir el movimiento interdepartamental o la aplicación del desacreditado "pico y placa".

4.- Cierre parcial de comercios no esenciales, como último recurso. El gobierno nunca aplicó el cierre total en la primera ola, por lo que me cuesta ver que lo hará ahora.

Estas son, a mi parecer, las herramientas que el gobierno tiene a su disposición para contener el contagio. Me gustaría que fueran las pruebas masivas y el rastreo de contactos, pero eso ya no es posible. Aclaro que esto no es lo que deseo, es lo que preveo. Mi deseo es que todos se mantengan con salud y bienestar, y que sean bendecidos en este 2021.



0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo