• Rodolfo Mendoza

AFICIONADOS REGRESAN A LOS ESTADIOS TRAS VACUNACIÓN


Si has visto la Eurocopa habrás notado que se permiten aficionados en los estadios, luego de más de un año de pandemia con graderías vacías. Pero lo que más ha captado la atención son los juegos de la selección húngara, ante Portugal y Francia, porque se han liberado todas las restricciones para permitir que el estadio Puskas Arena de Budapest se llene a su capacidad total de 68,000 aficionados.


Para ingresar la estadio se debe mostrar certificado de vacunación, de haber estado ya contagiado o una prueba negativa de Covid, y el uso de mascarilla es recomendado, pero no obligatorio.


¿A QUÉ SE DEBE?


Hungría ha vacunado al 56% de su población con al menos una dosis, por arriba del promedio de la Comunidad Europea (46%) y del mundo (21%). El gobierno húngaro se adelantó, adquiriendo vacunas Sputnik para tener disposicón rápidamente, aún en contra de lo dispuesto por la Comunidad Europea, en el afán de detener los contagios, pues ha sido uno de los países más golpeados por la pandemia.


Hace más de un mes superó la mitad de la población vacunada, por lo que los casos y fallecimientos han descendido drásticamente como consecuencia. Los últimos reportes dieron 100 personas contagiadas y 2 fallecimientos en un día, y una positividad de pruebas de 1% (su punto más alto fue de 35%). Hungría relajó las restricciones a la población hace un mes, levantando el toque de queda nocturno y retirando la obligatoriedad de la mascarilla en publico, mucho antes que otros países europeos.


Esto ha sido el resultado del empuje del gobierno del Primer Ministro Viktor Orbán, un populista nacionalista que ha gobernado sin mucha fiscalización, tras la aprobación del parlamento de que podía gobernar en la emergencia a través de decretos ejecutivos. En contraste, el gobierno del conservador Boris Johnson en el Reino Unido, que ha avanzado más en la vacunación, aún mantiene restricciones más férreas sobre los ingleses.


EN OTRAS PARTES


Este es un paso más hacia el regreso a la normalidad después de la pandemia, lo que se está dando en los países que han avanzado en la vacunación. Otro ejemplo está sucediendo en Estados Unidos, en donde los estados demócratas de New York y California han permitido el regreso de llenos completos a los estados del beisbol de las Grandes Ligas, uniéndose así a lo dispuesto por los gobernadores republicanos de Florida y Texas meses atrás.


¿Y EN GUATEMALA?


La vacunación en el país retomó el ritmo y se registraron días de 30,000 dosis administradas, además de largas colas en varios centros de vacunación. También comenzaron a reportarse falta de insumos en unos centros, lo que obligó a detenerse en algunos casos.


En esta semana se administró la primera dosis un poco más de 100,000 personas, de las cuales las dos terceras partes son ciudadanos comprendidos entre los 50 y 59 años. Este rango de edad ha respondido con mucha más disposición que los mayores de 60 y 70 años, por lo que las colas para vacunarse han aumentando considerablemente en los últimos días. A pesar de la gran cantidad de personas que están buscando vacunarse, sólo se ha cubierto e 10% de este grupo de más de 1 millón de guatemaltecos, y en general, el país lleva el 3% de vacunados con una dosis.


La escasez de vacunas sigue siendo el talón de Aquiles del país, y se aguarda la llegada en el resto del mes de las dosis donadas por el gobierno americano (500,000), dos entregas más de Sputnik (100,000 en total) y la cuarta entrega de Covax en los próximos días (por definir la cantidad), para poder suplir la demanda que se está generando.



5 vistas0 comentarios